15 de noviembre, inicio de una nueva era en la historia mundial


El tema central del blog Key Trends in Globalisation (Tendencias clave en la globalización) es que “Concebir la globalización como un proceso meramente económico es un error, puesto que la globalización tiene profundas consecuencias sociales, culturales y ambientales”.

Nada mejor para ilustrar esta afirmación que la reunión en Washington realizada el 15 de noviembre para analizar la crisis financiera mundial. En las fotografías arriba aparecen las cuatro personalidades que tienen mayor poder entre todos los invitados a la cita, aunque en realidad ellos son los cuatro hombres más poderosos del planeta. Se trata del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama; el Presidente de China, Hu Jintao; el Primer Ministro de India, Manmohan Singh; y el Primer Ministro de Japón, Taro Aso.

¿Observa usted en las fotografías algún detalle interesante?

Ninguno de estos personajes es caucásico. Por lo tanto, para la historia mundial este hecho constituye un giro económico, cultural, social e ideológico. Es el final de una era que comenzó simbólicamente el 12 de octubre de 1492, el día que Cristóbal Colón arribó al Mar Caribe.

Durante los 500 años posteriores, Europa se expandió por el mundo y conquistó el planeta. Su mayor retoño, Estados Unidos, propagó ese dominio europeo durante el siglo XX. En términos de racismo, esa Europa creó una ideología singularmente perversa que se utilizó para justificar los peores crímenes en la historia de la Tierra: el tráfico de esclavos por el Atlántico, la historia del colonialismo, el Holocausto.

De todos es conocido el significado del hecho de que por primera vez en su historia Estados Unidos eligió un presidente negro. Todo aquel que no sea un racista intolerante se regocijará. Para los negros, esto constituye un acontecimiento de gran relevancia que ningún blanco puede entender. Es un momento histórico liberador que se debe saborear.

Sin embargo, ni siquiera este presidente estadounidense ha tenido suficiente poder para enfrentar la tormenta económica que sacude el mundo. Por esa razón, los dirigentes de las 20 economías principales del planeta fueron invitados a Washington. Esta iniciativa equivale a reconocer que Estados Unidos ya no tiene el poder para controlar el mundo. Sin la ayuda de otros no puede estabilizar siquiera su propia economía.

¿Y a quién tuvo que invitar Estados Unidos? A China, Japón e India. Estas son las tres naciones con mayor poderío económico aparte de Estados Unidos. Europa no tiene una voz semejante, toda vez que se mantiene fragmentada y ninguno de los estados europeos es una potencia económica a la altura de las tres grandes economías asiáticas. Si Europa tendrá éxito en sus planes de unificación o si continuará declinando todavía está por verse.

El 15 de noviembre se produjeron dos procesos significativos e interconectados. El primer presidente negro de Estados Unidos se reunió con los líderes de los tres estados asiáticos principales, quienes representan el futuro de la economía mundial. Por primera vez en 500 años no hubo ningún blanco encargado de tomar las decisiones más importantes del mundo.

Pasarán décadas, incluso siglos, para que todas las implicaciones de este hecho surtan efecto y se consoliden, pero el 15 de noviembre comenzó una nueva era en la historia del mundo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: